Existen 4 consejos para vender más y para sacar más rentabilidad a los clientes actuales y conseguir otros nuevos sin basar la estrategia de ventas en una política de descuentos sistemáticos:

1) Por qué mereces que te compren

Es clave para vender más. Si no sabes en qué situación está tu empresa y cómo está realmente el mercado y la competencia, no podrás ofrecer argumentos reales para que te compren. Aquí toca sentarse de verdad a pensar con honestidad. Jordi Vila propone un cuestionario que puede ayudar a ello: ¿Qué estoy haciendo mal? ¿Qué puedo mejorar? ¿Por qué merezco que me compren o qué está haciendo mi empresa para que nos compren y qué otra cosa podríamos hacer?

Si no encuentras una respuesta sincera para esta preguntas, tendrás que buscar una diferenciación porque, de lo contrario, sólo podrás ser competitivo en precio. “Es impresionante los resultados que produce este tipo de análisis. Y es normal, porque a medida que sé qué aporto al mercado sé a quién y cómo le puede encajar mi oferta”, asegura Vila.

Este análisis te ayudará a explicar mejor qué ofreces al cliente, para que sepa diferenciarte de lo que hay en el mercado. Manuel Moreno, director de la página de descuentos para colectivos Tablón de Corcho, explica cómo lo hacen ellos: “Somos la página de descuentos para colectivos, no una página de descuentos en general en la que pueda entrar todo el mundo. Ésa es la clave para diferenciarnos. Y otra cosa importante es que nuestras ofertas no caducan en unos días o unas horas, ni tampoco tiene que formarse un grupo para comprar”.

2) No te centres en el productos

Para no caer en la trampa del bajo precio, debes centrarte en tres bloques de tu paquete de venta: el producto, tu empresa y el servicio que presta, y tú mismo como persona y como profesional. “Lo que puede decidir la compra no es sólo tu producto, es toda tu oferta. Vendes un paquete integrado”, explica Jordi Vila. Pensar en tu oferta como un paquete abierto te ayudará, además, a ampliar las soluciones que puedas ofrecer a tus clientes y hasta a ampliar quiénes puedan ser tus clientes potenciales. Te ponemos un ejemplo muy claro. ¿Puede una empresa que vende publicidad online comercializar sus productos a empresas que no tienen presencia en Internet? Pues sí, si eres capaz de ofrecerle facilidades para eliminar esa barrera.

3) Utiliza las palabras con mayor potencial

Las palabras que empleas para definir tu oferta determinan cómo la percibe el cliente potencial. Así, si tu producto está por encima del valor de tu competencia, debes evitar hablar de precios altos o productos caros. Sustitúyelo por precios de mercado.

Buscar un eufemismo. Del mismo modo, la propia denominación de tu producto o servicio puede tener una connotación negativa que te impida captar nuevos clientes. Por ejemplo, si trabajas en un mercado de la tercera edad, según qué clientes, pueden sentirse fuera de tu oferta salvo que utilices expresiones del tipo “productos para personas mayores”. Ser conscientes de la importancia semántica de la oferta ha sido una de las claves de entrada en el mercado español de los cursos de formación de 03wellbeing. “Hablar de estrés de la organización significa que está estresada y muchos directivos ya ven mal esta idea. Por eso, hemos buscado un eufemismo. En lugar de hablar de reducción del estrés, hablamos de formación para entrenar una mente 
saludable”, aclara Miguel Quintana.

4) Adopta movilidad en tu empresa y en tus productos

En la actualidad se ha comprobado que se pueden disminuir los costes e incrementar las ventas de las empresas mediante herramientas de movilidad empresarial. El crecimiento de empresas que están adaptando dispositivos móviles en sus procesos productivos no para de crecer, 4 de cada 10 compañías españolas ya han adoptado estrategias de movilidad y el 86% de estas declaran beneficios positivos para el negocio y para facilitar la vida laboral de los trabajadores.

Una de estas soluciones es uSell, una app empresarial que permite a los comerciales presentar los productos, realizar pedidos y controlar los clientes de una manera rápida, fácil y eficaz. Esta app es sólo una muestra de que la movilidad empresarial simplifica y optimiza los procesos productivos y comerciales de las empresas incrementando su beneficio final.

Vía Emprendedores