Estaremos de acuerdo en que, hoy por hoy, ya hay toda una generación que nació con la tecnología bajo el brazo; de hecho, tienen nombre propio, se les conoce como Millenials. Sin embargo, en el otro extremo, nos encontramos con una generación de personas de 50 años hacia adelante que, ni han nacido con la tecnología, ni a menudo se sienten plenamente a gusto con ella, y por desgracia muchas empresas no toman medidas suficientes para hacer más fácil esta situación.

Lo primero que queremos decir, llegados hasta este punto, es ¡tranquilos, no estáis solos!. Son muchísimas las personas, la mayoría grandes profesionales con una larga experiencia, que en un principio no se han desenvuelto bien con ciertos aparatos o apps tecnológicas y que luego, sin embargo, con la formación y metodología adecuada, están a la altura y, gracias a su experiencia, son mucho más potentes que cualquier Millenial.

Los motivos por los que los comerciales sénior y más experimentados en su trabajo no siempre se adaptan con facilidad a las nuevas tecnologías implantadas en su empresa van desde la excesiva costumbre a una forma de trabajar estándar a la que ya se han adaptado, a la falta de interés por las nuevas tecnologías o, en algunos, el miedo e inquietud a no adaptarse a los cambios con facilidad. Es importante destacar que en esta situación encontramos personas de todas las edades.

A todos ellos nos gustaría decirles que a veces parece que las ventas van bien pero lo que se desconoce es que en manos de expertos tecnológicos las ventas pueden multiplicarse fácilmente. Es por eso que existen herramientas y soluciones móviles (apps y webs) muy útiles que hacen que el proceso comercial sea más rápido y eficaz.

Actualmente, empresas con trabajadores más jóvenes están duplicando ventas de empresas con comerciales más adultos, esto no es debido a la edad de los trabajadores sino al potencial que ofrecen las nuevas tecnologías a los procesos productivos de las compañías.

Porque, al final, todo se trata de ventajas. Las soluciones móviles hacen la vida más cómoda, ahorrando tiempo, ganando productividad y, por lo tanto, vendiendo más. Si aun no has sentido la inquietud al menos de intentarlo es porque no has tenido la oportunidad de poder probar de propia piel dispositivos, apps y webs destinados al proceso comercial.

Está demostrado que, en España, son vendedores infalibles los comerciales con mucha experiencia y que durante el proceso de venta utilizan aplicaciones móviles para agilizar los procesos y tener mejor presencia delante del cliente.

Pero, ¿Cómo convencer a un director comercial o a un comercial experimentado de incorporar nuevas tecnologías en la empresa?

1. La movilidad: Entre las muchas ventajas que destacan, la primera sin duda es la movilidad. ¿Es importante para ti leer, contestar y gestionar correos o documentos? ¡Imagínate lo cómodo que es hacerlo desde cualquier parte!

En el camino de casa al trabajo en tren, por ejemplo, aprovechemos 15 minutos para poder ver desde nuestra tablet cuáles son las últimas actualizaciones que se han hecho de la presentación que usaremos hoy a primera hora. Algo tan simple nos permite ponernos al día en un ambiente distendido -fuera de la oficina-, aprovechar más el tiempo y ser más productivos una vez lleguemos a al trabajo.

2. La proactividad. La tecnología nos permite ser más proactivos en la medida que nos hace vivir conectados a la información, que nos proporciona un poderoso argumento de venta. ¿No sería ideal, por ejemplo, poder ver en nuestra tableta el perfil social de nuestra próxima visita comercial, y descubrir allí alguna de sus aficiones, como el ciclismo o el running? En pocos segundos podemos descubrir una afición de nuestro cliente potencial que, sin duda, nos permitirá romper el hielo de ese primer contacto, captar su atención y que este esté más receptivo a la compra.

3. La automatización: Como parte esencial del proceso de venta, no debemos olvidarnos de la automatización de ciertas tareas, como por ejemplo, el hecho de simplificar el proceso de recoger un pedido directamente des de una aplicación dentro de la tableta. El tiempo que ahorramos en estos procesos que forman parte de nuestro día a día son la clara prueba de la ganancia en efectividad y eliminación en la repetición de tareas centrándonos sólo a vender.

4. El seguimiento: Una vez terminada la visita también existen soluciones móviles para tener un seguimiento post-venta, poder hacer reports y controlar las estadísticas de ventas de los productos, entre otras muchas funciones.

Por lo tanto, apreciamos que existen soluciones móviles para abarcar y potenciar cada etapa del proceso de venta. Estas ventajas ofrecen a las empresas poder agilizar los procesos, reducir tareas administrativas y, en definitiva, aumentar las ventas controlando todas las acciones comerciales.

La necesidad de los negocios para incorporar soluciones móviles hace que las empresas tecnológicas ofrezcan productos y aplicaciones muy sencillas de utilizar, además de ofrecer formación particular para todos los componentes de la compañía, agilizando y facilitando el trabajo de los trabajadores.

Por lo tanto, decimos que para tener un buen equipo de ventas se tiene que sacar provecho de los trabajadores que se tiene. Es indispensable formar a los jóvenes con la experiencia de los senior, porque sino sería imposible conseguir los objetivos marcados. Pero también hay que equipar a los grandes comerciales experimentados de las herramientas móviles adecuadas para potenciar su talento.

Las empresas tecnologías siguen la filosofía de Steve Jobs, que como dijo a sus 56 años:

“Mi trabajo no ser blando con las personas. Mi trabajo es hacerlas mejor.”

Hacerlas mejor dotándolas de las herramientas necesarias para mejorar tanto su vida personal como su vida profesional.

Las nuevas tecnologías se han vuelto esenciales para los comerciales de las empresas para vender más y mejor