En plena Era de la digitalización, cuando los estudios están demostrando que en España, un país donde el 50% de las compañías aun no han alcanzado la denominada ‘madurez digital’ y donde precisamente esa falta de digitalización hace vender un 20% menos a las empresas, es muy frecuente preguntarse si una PYME necesita una app para mejorar su rendimiento.

Sin embargo, uno de los mayores problemas a la hora de implantar una app, al igual que adoptar otros tipos de digitalización, es la duda que acecha sobre si realmente ayudará a ser más competitivos y si se adaptará al tipo de empresa que tenemos.

En este sentido, nos gustaría aportar que no hay empresa demasiado pequeña para digitalizarseLas nuevas tecnologías han aportado y siguen aportando grandes beneficios a cualquier escala, desde las microempresas, a la empresa familiar tan habitual en nuestro país, a la mediana empresa y, lógicamente, a la gran compañía.

¿Qué ventajas aporta una app a una empresa?

  • Agiliza la mayoría de procesos de la empresa. Tediosas tareas que se tienen que hacer de forma rutinaria se pueden realizar de forma rápida y prácticamente automática con una app adecuada a las necesidades del negocio. De ello se deriva una mayor productividad de la empresa.

  • Reducción de costes. No se trata de reducir personal ni sustituir a ningún trabajador, las apps existen para ayudar a reducir costes innecesarios. Es precisamente su capacidad de optimización de procesos lo que nos ayuda a reducir los costes.

  • Accesibilidad y movilidad. Acciones tan indispensables y que repetimos decenas de veces al día se convierten en 100% accesibles y totalmente móviles gracias a las apps. Podemos ver, controlar y gestionar la información y realizar tareas desde cualquier lugar, en algunas ocasiones incluso ¡sin necesidad de conexión a Internet!

  • Mayor seguridad. Precisamente el mayor control nos lo permiten las apps porque evitan errores y problemas de seguridad. Ya desde los dispositivos móviles hasta las mismas aplicaciones permiten proteger nuestros contenidos que se encuentran encriptados y además recuperar todo aquello perdido por error.

  • Valor añadido frente al cliente. Muchas apps dan la posibilidad de proyectar presentaciones, catálogos virtuales y material gráfico in situ para poder mostrar a los clientes muestras de calidad de los productos o servicios transmitiendo una buena imagen de marca.

Las empresas ya empiezan a ser conscientes

Las empresas cada día toman más consciencia de la necesidad de insertar la tecnología en sus flujos de trabajo y de implantar apps y otros métodos de digitalización. Por eso, cada vez más empresas se atreven a incluir apps durante sus procesos productivos y a comprobar lo que la movilidad les puede ofrecer.

Así, el reciente estudio de Radiografía Sage de la PYME 2015 muestra cómo las PYMES han ido incrementando su inversión tecnológica: el 29% han invertido en aplicaciones de gestión empresarial, principalmente enfocadas a la contabilidad (18%), facturación (15%) y seguridad (9%).

Una de las principales conclusiones del estudio es que la automatización de tareas parece un tema superado; el 90% de las empresas vincula este hecho a tener mínimo un ordenador en la empresa. Sin embargo, en empresas de menos de 10 empleados, solamente el 18% de la plantilla dispone de smartphones para usar a nivel profesional. Sin embargo, está cada vez más de moda el BYOD (Bring Your Own Device), es decir, utilizar el mismo dispositivo móvil para trabajar y para uso particular.

El uso de aplicaciones en la Nube es otro de los datos destacados por su baja penetración. El 15% de PYMEs usa alguna app de gestión profesional en la nube, frente a un 79% que aún no usa el Cloud Computing, a pesar de conocer sus ventajas, y destacar su bajo coste y la facilidad de su accesibilidad.

Entre las principales motivaciones de los encuestados en el estudio SAGE para implantar aplicaciones y otros métodos tecnológicos y de digitalización en la empresa, destacan en primer lugar la comunicación con los clientes, seguido de la importancia del servicio de atención al cliente, la relación con otros profesionales y, por último, como complemento a la venta online.

Los datos hablan por sí solos y apuntan a un cada vez mayor uso de la tecnología en la PYME española, preocupada por mejorar su productividad frente la competencia, algo fácil de conseguir con las múltiples funcionalidades de una aplicación móvil.

También debemos apreciar que estos datos son de 2015 y que la tendencia es que tengan una subida al alza de manera agravada este 2016 gracias a los beneficios que están experimentando las Pymes con las aplicaciones móviles.

Además, todas las Pymes que ya están utilizando apps para mejorar su forma de trabajar encuentran imprescindible su uso diario para llevar a cabo tareas de forma más rápida y eficaz. Son estas empresas las que despuntan de la competencia con costes mucho menores y beneficios muy superiores.

En app2U, como expertos en desarrollo de aplicaciones empresariales, podemos guiarte en el tipo de aplicación que tu empresa necesita para sacar el máximo rendimiento a tu día a día laboral sin tener que alterar de forma precipitada tu forma de trabajo habitual. ¡Contáctanos, te ayudaremos!