La transformación digital ya es un hecho y las empresas que la incorporan ya disfrutan de sus beneficios.