Dormity necesitaba una app que mediante unos sensores colocados dentro de los colchones pudiera sacar estadísticas y evaluación del sueño de sus clientes para ofrecer valor añadido a sus productos