Un Director Comercial de éxito y un Director de Orquesta puede parecer que no tengan nada que ver pero tienen funciones y responsabilidades muy parecidas