El comercio y la distribución de productos vía aplicaciones móviles se ha visto incrementada y potenciada porque permite a las empresas vender más y mejorar la experiencia del usuario que puede comprar desde cualquier sitio y en cualquier momento