El E-Commerce ayuda a las empresas a poder abrir un nuevo canal de distribución y venta de sus productos en el que los clientes pueden comprar desde dónde quieran y en cualquier momento